Consideraciones sobre la fundación de Puerto Padre

imgPortus Patris aparece señalado en los mapas del Nuevo Mundo editados en Europa en el siglo XVI. El accidente geográfico, bahía de bolsa de excelentes condiciones para el resguardo de naves, aparece en el mapa de Jacobo La Moyne (1564) y en el de Jerónimo Benzoni (1597). Aparecerá después el tonímico traducido al castellano en varios mapas, entre ellos el Jefferys (1768) y el del Barón Alejandro de Humboldt en 1820. Allí será Puerto del Padre.

A inicios de la conquista el adelantado Diego Velásquez creo dos grupos para continuar esa tarea después de la fundación de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa. Uno de esos grupos, con Francisco de Morales al frente, vendría a la región de Maniabón, muy al norte del Cauto y bien poblada de indios. Son conocidas también las crueldades de Morales y sus hombres y la escasa resistencia de los aborígenes. No hubo fundación pero al parecer convivieron indios y españoles pues en recientes investigaciones arqueológicas realizadas por el grupo “Atabex-Maniabón”, de Puerto Padre, se han encontrado diversas muestras de ese primitivo contacto indohispánico. Según Fernando García Grave de Peralta, en su Historia de Puerto Padre y Las Tunas, citando a Cuba primitiva, de Bachiller y Morales, dice que los conquistadores llevaron a la fuerza “mil cuatrocientos indios… para terminar la edificación de la primera ciudad de Bayamo”. Grave de Peralta opina que esa decisión fue posible por la densidad de la población en el cacicato de Maniabón. El actual poblado de Maniabón, rico en evidencias aborígenes, se encuentra a unos 10 kilómetros al sur de la ciudad de Puerto Padre. ver más