Reglas heráldicas. Escudos de los municipos del norte tunero

El término escudo proviene del latín scutum y significa amparo, defensa o protección. Es el campo, superficie o espacio de distintas formas en que se pintan los blasones del mismo, o sea, cada pieza o figura de que consta. Las piezas resultan elementos decorativos desprovistos de significación. Por su parte las figuras representan cosas conocidas y pueden ser naturales como las estrellas, el sol o la luna, imágenes de personas o animales y vegetales como la palma real u otras plantas. Igualmente quiméricas, es decir, figuras mitológicas (dragones, centauros) y simbólicas como llaves, herramientas y aperos. Según las reglas de la heráldica o arte de describir los escudos, estos se disponen de acuerdo a reglas y se dividen en cuarteles donde se reflejan sus piezas y figuras. El escudo pierde definitivamente su valor defensivo con la aparición de las armas de fuego. Deviene entonces símbolo de resguardo, preservación y sostén de ideales patrióticos, principios morales, ideológicos y culturales. Es la representación del honor y la gloria de una región histórica, de un pueblo o una nación. ver más