Volar en Cubana

Tomado de El Toque
Harold Cárdenas Lema

Esta es una historia amarga. Comienza con la torpeza, prosigue con la prepotencia y no tiene un final feliz, al menos hasta ahora.cubana_aviacion

Comencemos por el principio. Cada seis meses se reúne un grupo de jóvenes blogueros cubanos que con sus ahorros y ganas de compartir, se dan cita siempre en un lugar distinto de Cuba. Mayo era el mes escogido para vernos en Holguín y todo fue perfecto hasta el regreso. El 15 de mayo conocimos a detalle lo que es volar en Cubana de Aviación.

Visitar Holguín para esta guerrilla de blogueros no es alojarse en hoteles y hacer el típico recorrido turista. Gracias a las gestiones de amigos y el apoyo de varias instituciones nos alojamos en becas estudiantiles y campismos con condiciones muy modestas.

La mitad del tiempo estuvimos en Mayarí y otros municipios en zonas intrincadas. Llamarse “guerrilla” para alojarse en hoteles y permanecer en capitales de provincia, sería una inconsecuencia. Somos un grupo pacífico compuesto por personas de casi todas las provincias del país.

Esta historia será breve pero vale contar su preámbulo: el momento de sacar los pasajes nacionales en La Habana. Para esto hay que madrugar y cuando llegas al buró de reservaciones en Infanta llegando al Malecón son las 6:00am, haces el número 47 de los 60 que se venderán ese día. Terminas a las 12 del mediodía pero esa ha sido la parte fácil.

El encuentro de blogueros transcurre sin contratiempos hasta que debemos regresar algunos al occidente de la isla. Llegamos al aeropuerto de Holguín en el transporte público de la ciudad, temprano y tranquilos de regresar a casa. Vamos con nuestras maletas a hacer el check-in y surge un problema imprevisto. El pasaje reservado para cinco de nosotros en La Habana está en el sistema computarizado de la aerolínea para cuatro días más tarde. Es un gran problema.

ver más