Entrar a Cuba con una “ayudita”

Tomado de El Toque

Hédel Núñez Bolívar .Sala de espera del aeropuerto de La HabanaEn los aeropuertos cubanos es común que los mismos trabajadores de la terminal faciliten “variantes” a los viajeros para evitar problemas en el control aduanero. No sé si llamarlo “soborno”, cuando no son los pasajeros los que intentan corromper a los funcionarios sino al revés, los funcionarios “ofrecen un servicio”.

Por: Hédel Núñez Bolívar

La Aduana de Cuba es uno de los fantasmas que acechan al viajero nacional. No soy la excepción, así que desde el mismo día que decidí viajar a Cuba me dispuse a leer, preguntar y familiarizarme con los términos y proceso de la Aduana Cubana para evitar violar la ley, pero que tampoco violaran mis derechos. ver más

Cuba y la teoría de la conspiración

reporters_11456079

Siempre lo he dicho y lo seguiré repitiendo, aquí hay algunos lobos que con su carita de los tres cerditos están jugando con el guante al revés y precisamente es el pueblo quien sufre esas medidas.

Tomado de El Toque

Por: Harold Cárdenas Lema.
 
Alguien quiere que caiga el sistema. Esa es la única conclusión posible si tenemos en cuenta los últimos meses en que han sido aprobadas una serie de medidas de carácter impopular.

No sería de extrañar porque para nadie es un secreto que un sector bien posicionado en el país recibiría con beneplácito el ingreso de Cuba al mundo capitalista. Ya pasó en la URSS cuando muchos políticos de moralina de repente se convirtieron en empresarios y oligarcas. Las medidas de los últimos tiempos parecen hacerle un favor.

Primero impidieron a finales del pasado año la venta de ropa importada por parte de los ciudadanos, que incluso dispuestos a pagar licencia, no encontraron un marco legal para su negocio y lo continúan haciendo aunque ahora desde el mercado negro. Sus mercancías superan en calidad y precio  la oferta estatal pero les resulta más difícil competir desde la clandestinidad a la que han sido enviadas. ¿Qué logró esto? Convertir en ilegal una actividad económica inevitable. ver más

Nuevas resoluciones aduanales en Cuba: otro paso atrás

Tomado de la Chiringa de Cuba

Por Carlos Alberto Pérez

f0014174A veces uno se cansa de hacer catarsis y ver que nunca pasa nada, pero cuando se leen cosas como estas queda un sabor tan amargo que resulta imposible mirar hacia el otro lado. Ya sé que acá estamos tan acostumbrados a las malas noticias y como a las patadas, que la gente mira y traga como los peces sin que pase nada, pero callar ante lo mal hecho no tiene mejores sinónimos que complicidad y oportunismo, por eso siempre prefiero gritar.

Resulta entonces que la Aduana General de la República de Cuba vuelve a enfilar los cañones contra el pueblo cubano, y ante situaciones presuntamente controlables (medios tienen para eso), una vez más la opción ha sido ¨botar el sofá¨, en lugar de encontrar alternativas y soluciones al conflicto que se enfrentan. Pero antes de entrar en cualquier análisis de la noticia, mejor revisemos algunos detalles de la polémica medida.

Según informó hoy el diario Granma, cuatro nuevas resoluciones se encargarán de regular la entrada al país de todo tipo de artículos y productos. “Estas decisiones se tomaron a partir de un estudio que confirmó los altos volúmenes de importación que realizan determinadas personas con destino a la comercialización y el lucro, usando para ello los márgenes de importación no comercial establecidos hasta ahora”.

Como referencia a las “infracciones” que se estaban cometiendo con ánimo de lucro, las autoridades aduaneras expusieron varios casos de pasajeros que al llegar al país importaban decenas de monitores y televisores de pantalla plana, impresoras y torres de computadoras, entre otros, lo que destapó las alarmas de la aduana, quien recalca que “las personas naturales solo pueden realizar importaciones sin carácter comercial”.

Las mencionadas resoluciones disponen las nuevas cantidades de artículos permitidas a importar por cada pasajero, sus valores, así como el peso y el cobro del arancel de las misceláneas contenidas en envíos postales, aéreos y ma­rítimos. ver más