Los planes de trabajo, la burocracia y el reunionismo con agua y ajo

Cada mañana al enfrentarme al reto diario llegan a mi mente los gratos recuerdos y los cocotazos psicológicos (regaños) de mi viejo y amigo que en la gloria esté. Pero lo que viene al caso es mis estudios conjuntamente con él de dirección y las formas de planificación del trabajo de la cual era muy celoso con su labor como dirigente, sus trabajos voluntarios y sus reuniones de las que fui victima más de una vez por andar siempre haciendo de sombra donde tengo más de una anécdota cómicas que contar a mis hijos y futuros nietos.

En la década de los 80 cuando ya se hablaba de la rectificación de errores, la eliminación del reunionismo y la burocracia, cosa que no pasaba por alto para un niño de solo 5 o 6 años quien era adicto empedernido de sus ideas así como sus formas y estilos de trabajo, quien me enseño que el hombre debe vivir del fruto que sale de sus manos, de acuerdo a lo que trabajas será lo que comes y con lo que vivirá tu familia, así como no abusar, robar, ni engañar a tus semejantes. Aún truena en mi mente cuando le exigí por algo me dijo “El día que me muera lo haré con la conciencia tranquila de todo lo que tengo y les dejo ha salido del fruto de mi trabajo”

Hoy muchos años después en nuestro país sigue proliferándose aún más la mala planificación de los proyectos y actividades, así en donde no existe una visión real de lo que se quiere y sí existen los recursos disponibles para realizar tal proyecto o tarea; además de ello del robo a mansalva de recursos destinados para construcciones y abastecimientos estatales, van a parar a particulares con fines de lucro personal y aquí nadie vio nada, porque el que ve no le duele o está mojado, y así por el estilo.

Una de las cosas que no concibo es los queridos dirigentes y económicos de algunos sectores estatales la buena vida que se dan consumiendo en paladares y en lugares caros, con un sueldo inferior a los quinientos pesos, ¿Son magos o es que tienen una mina de oro? La pregunta científica ¿Cuándo las cosas mejoraran? Pues cualquiera sabe, cuando los jefes piensen como el pueblo, al director de la agricultura no le importa si hay o no viandas y vegetales en los puntos de ventas si él lo tiene en su casa “resolviéndolo” en una de las granjas que dirige. Al director de transporte no le importa si tal o más cual ruta no dio el viaje porque la asignación de combustible no estaba, o tal pieza de repuesto está en falta y si al fin y al cabo él tiene carro en que moverse y resolver sus “problemas” por mencionar solo dos ejemplos de dignos burócratas, sobre los precios de los artículos “liberados” ni hablar, al único que le duele es al pueblo de a pie, el que no tiene grandes entradas de CUC.  Y a veces se hacen llamar Revolucionarios en la carta de despedida de Jesús Suárez Gayol a su hijo dice:
”…Quiero  que rechaces siempre lo fácil, lo cómodo. Todo lo que enaltece implica sacrificio… Quiero que siempre veas el bienestar común  como único medio de obtener el bienestar propio cuando un revolucionario comienza a recibir beneficios que aún su pueblo no puede recibir, comienza a esa descomposición, sí es que no ha dejado ya de serlo…”

Hay tantos males sociales en nuestra sociedad que es de nunca acabar de los cuales he hablado bastante en entradas anteriores. Pero nuestro peor mal es la burocracia, el reunionismo, el papeleo y el peloteo del cual he sido victima en la construcción de mi humilde hogar hace algunos años atrás, y en casi todas las gestiones legales de la vida diaria a veces golpeado por el refrán “El que tiene padrino se bautiza” o como dice mi amigo El Colimador Agua y Ajo, o sea aguantarse y a joderse.

Según las definiciones y conceptos dice que: el término burocracia proviene del francés bureaucratie, cuya raíz es bureau (oficina”). El concepto permite nombrar a la organización que está regulada por normas que buscan un orden racional en la gestión y distribución de sus asuntos…

Hoy lo que vive nuestro país es todo lo contrario, existen personas dirigiendo entidades para las cuales no están capacitados ni graduados, ejemplo de ello que hace un psicólogo dirigiendo una CSS de producción de alimentos, un maestro dirigiendo una empresa de transporte, creyéndose los todo poderosos en su mundo sin embargo lo que hacen es hundir la entidad, y así la lista puede ser infinita solo porque tienen que ser profesionales los que dirijan nuestras empresas a veces es mejor un guajiro cayuco enamorado de la tarea, tirando parta adelante, que no una persona “preparada” que no sabe ni como se siembra una mata de burro, y de esto existe un gran numero, hay profesionales y profesionales, hace mucho mi viejo me regalo este concepto que “El profesional se hace, pero revolucionario se nace”. Este tema ha sido más de una vez utilizado por nuestros humorista ejemplo de ello el “Lindoro Incapaz” de el programa televisivo “Deja que yo te cuente” de la televisión cubana. 

El reunionismo un mal que no tiene fin debido a que no sabemos planificar las prioridades esenciales de nuestro sector, para que asistir a una agotadora y larga reunión en donde no se toman acuerdo o cuando se toman muchas veces no se cumplen porque “los de arriba” por determinada razón variaron tal o mas cual proyecto o simplemente el responsable tuvo que cumplir una tarea más “importante” la máxima dirección del país ha hablado y ha recalcado en este tema pero tal pandemia para nada se ha debilitado todo lo contrario cada día se citan o concertan más reuniones es como el cuento de la buena pipa, de nunca acabar. Nuestro presidente Raúl Castro planteó en el II Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba …Hay que eliminar los métodos burocráticos, la falta de creatividad, la tendencia al reunionismo, la pasividad y el conformismo que caracterizan a muchos dirigentes y solo los conduce a ser simples ejecutores de lo dicho por el organismo superior…

Recalcándolo nuestro primer vicepresidente José Ramón Machado Ventura en la Asamblea Provincial del Partido en Pinar del Río ...Hay que eliminar el “reunionismo” como método para dirigir y controlar, y erradicar la mentalidad de inercia y la costumbre y además en espera a que les digan desde arriba lo que tienen que hacer…  como todas las cosas muchos se preocupan pero nadie se ocupa

Los planes de trabajo incumplibles aquellos que te pasas tres días armando el rompecabezas y al final tu superior lo varía a su gusto o por orientación de arriba con tareas que rara vez de llegan a consolidar, es un gasto de tiempo innecesario tanta planificación y mucho más cuando la mayoría del tiempo es incumplibe todo esto.

En fin resumiendo, los planes de trabajo incumplibles, el reunioniosmo inacabable, la burocracia indestructible, ella se autoprotege. Bueno ya lo decía anteriormente agua y ajo, aguantarse y a joderse.

Bueno los dejo tengo que terminar mi plan de trabajo de diciembre del año pasado.

Fuentes

Periódico Granma El reunionismo: enemigo de la economía Publicadas el 2 de marzo de 2012.

http://ecured.cubava.cu/ Yo me reúno, tú te reúnes, nosotros… ¿perdemos el tiempo?

Carta de Jesús Suárez Gayol (El rubio de la guerrilla del Che en Bolivia)a su hijo Jesús Félix Suárez Balbaña

5 Comentarios en “Los planes de trabajo, la burocracia y el reunionismo con agua y ajo

  1. Sin duda es un excelente articulo y da un bosquejo de algunos de los principales males y consecuencias de estos que hoy afecta a Cuba, desafortunadamente es difícil avanzar cuando la capacidad profesional es sustituida por la obediencia absoluta, resultado: dirigentes incompetentes, obedientes y hasta fanatizados algunos pero ineficientes, te puedes encontrar en el lugar más recóndito un genio que por discrepar en algunos temas no lo dejen avanzar profesionalmente … en fin es un tema muy polémico a tratar. El problema no es el edificio sino la base sobre la cual descansa.

  2. Pingback: Canonización de la burocracia » Jagüeyenses en la RED

Deja un comentario

El nombre y el correo electrónico son necesarios. Tu correo electrónico no será publicado.